Santuario de las Peñas, Livilcar
Programa Santuario Virgen de las Peñas 2018

Ciclo B Reflexión 23º TO

09 de septiembre 2018

 

Hermanos

 

El evangelio de este domingo, con delicadeza nos trae a nuestra reflexión, el encuentro entre Jesús y un sordomudo. Este encuentro es revivido en cada uno de los discípulos que a lo largo de la historia ha vuelto a escuchar la palabra de Jesús “efatá” (ábrete).

 

Hoy como sociedad e Iglesia, nos encontramos pasando en muchas ocasiones por períodos de sordera, que rompen la comunión, nos impiden establecer relaciones y vínculos, hemos perdido la capacidad de reconocer la acción que Jesús en medio nuestro, por lo mismo, no llegamos admirarnos de ella y la consecuencia ha sido no anunciarle.

 

Como con el sordomudo, Jesús no nos expone, nos lleva a parte, cuida de la intimidad de quien se confía en su acción, y las consecuencias de las acciones de Jesús no son sólo recuperar unas condiciones físicas o algunas cualidades de nuestra humanidad, sino el abrirnos a la gracia de un encuentro que restaura toda la existencia como criatura.

 

La experiencia del sordomudo fue recuperar la posibilidad de estar en comunidad nuevamente, escuchar y hablar es volver a comunicarme con los que me rodean, y en su caso, fue convertirse en testigo, la fascinación y admiración que surge con tan grande acontecimiento, les hace no poder guardar silencio, como si se entrara en contradicción con la condición anterior de ser mudo, que les hace anunciar que todo lo hace bien.

 

Tenemos una bella oportunidad al encontrarnos con el evangelio, de implorar que sobre nuestra vida, acontezca una verdadera liberación y se abran todas aquellas zonas de la vida personal y comunitaria que nos impiden dar testimonio. Pidamos esta gracia para cada uno y para la Iglesia, y que con ella venga la valentía de salir con determinación a vivir nuestra fe.

 

Que el Señor les cuide y bendiga.

 

+ Moisés C. Atisha Contreras

Obispo de San Marcos de Arica