Ciclo C Fiesta de la Sagrada Familia (Lc 2,41-52) 30 de diciembre de 2018
Revisa el documento
Dando click en la imagen
Boletín Septiembre 2021
Revísalo aquí
Da click en la imagen
Pare revisar nuestro boletín de Agosto 2021
Da click en la imagen
Revisa aquí todos los detalles
Escuela de Invierno Obispado Arica
Click aquí para inscripciones
Podcast Programa Conectados
Bienvenido
Click Aquí para todos los detalles

Ciclo C

Fiesta de la Sagrada Familia (Lc 2,41-52)

30 de diciembre de 2018

Amigos:

 

Aún resuena en nuestro corazón los villancicos de la noche de navidad, pero la liturgia de este domingo nos introduce en la realidad que vivimos la mayoría, todos pertenecemos o formamos una familia. Al Dios con nosotros, no le acontece de modo diferente. En cuanto encarnado, Jesús verdadero Dios y verdadero hombre, vive en medio de una familia. La fe nos la lleva a nombrar como Sagrada Familia, pero no podría excluir que toda familia es sagrada, ya que ella se abre al misterio de la vida y de ayudar a crecer y madurar a cada uno de los que la componen.

 

En familia se vive la fe y el compromiso religioso, vemos a la Sagrada Familia hacer la peregrinación a Jerusalén por la fiesta de la Pascua. El padre, la Madre y el Hijo juntos cumplen con los preceptos religiosos, se hacen parte de las costumbres y de las expresiones religiosas que por tradición han recibido y que son la base de la identidad que tienen como pueblo escogido. Viven el rito y la liturgia que ha alimentado el vínculo con Dios por tantos siglos, a pesar de tener en su seno al Salvado, ellos no rompen con lo que vive cada israelita piadoso y fiel. Esto es oportunidad para que miremos también nosotros, como lo que en familia vivimos, lo cuidamos, sean tradiciones de fiestas o de fe.

 

Experimentada la fe, las dificultades se harán presentes en la vida familiar. Creyendo que era un regreso como el de siempre, María y José se dan cuenta que el niño Jesús no está con ellos y tampoco va con los otros peregrinos. Dudas, incertidumbres y preocupaciones son las que este episodio da a los padres de Jesús. Es lo mismo que en la experiencia de nuestras familias tenemos. No todo es luminoso al interior de la familia, se dan ocasiones donde hay que decidir rehacer el viaje y volver sobre los pasos dados para encontrar las soluciones, la gracia está en hacerlo confiados en que Dios estará acompañando siempre.

 

La familia es lugar para responde a la vocación. Jesús al experimentar la fe al interior de la familia, no duda en quedarse en el Templo para dialogar sobre el sentido de su vida y comenzar a vislumbrar qué será lo que tiene Dios guardado para él. Me es fácil pensar que ha visto a sus padres, y de modo particular a María dialogar con Dios y ver cómo ella ha respondido a ese diálogo, por lo mismo ahora él que le corresponde decidir, lo hace con esa determinación, estar en los asuntos de mi Padre.

 

Pidamos todos vivir el don y la tarea de construir familia, que asuma estos ejes como modelo, para sí transformar el mundo desde la fe.

Que Dios les bendiga.

 

Mons. Moisés C. Atisha Contreras

Obispo de San Marcos de Arica

 


Suscríbete a nuestro canal en Youtube